jueves, octubre 26, 2006

Placeres simples

-Esta fue una gran alegría: Ir a la Feria del Libro y encontrarme con libros discontinuados de Calvin & Hobbes. Me iba a comprar otros números de los que ya tengo, unos de 60 páginas con tapa de cartón, pero el vendedor me sacó la foto y me pasó un libro grande, con 250 páginas, tapa dura y muchas, muchas historietas. Lo compré sin pensarlo, porque además estaba muy barato. Soy feliz por eso, placeres simples se llaman esas alegrías.

-Mantener la mente tranquila en medio de una turbulencia es una lección difícil de aprender, y a la vez muy importante. Rara vez se sentirá uno en paz si sólo se practica en mares tranquilos. Concéntrate en lo que puedes hacer en vez de prestar atención a lo que no puedes conseguir.

-Después de todo me he dado cuenta de que soy una persona optimista. No necesito tomar remedios ni recurrir a ayuda externa para sentirme bien. Tengo mis bajones como todo el mundo, pero aún cuando estoy entrampada dentro de ellos, sé que todo es momentáneo y pronto saldré de eso.

1 comentario:

Bárbara dijo...

Claro que eres positiva, Ale. Y tienes mucha razón. Es difícil mantener la mente tranquila en aguas turbulentas. Pero cuando lo logras, sabes que ya no podrá pasarte nada que te desestabilice demasiado. Te quiero mucho y ánimo con todo
Bárbara