sábado, febrero 17, 2007

Transantiago y el ganado

No había escrito nada del Transantiago porque tengo sentimientos encontrados. Por un lado lo encuentro un caos y no le veo sentido, pero por otro, pienso que es típico de las personas alegar y rechazar lo nuevo por razones de temor o comodidad, porque "más vale diablo conocido que diablo por conocer". Con todos los cambios ha pasado eso: rechazo al principio y aceptación después, cuando se ve que en realidad las cosas no son tan malas como parecían. Así que no comentaré nada aún.
Lo que sí me molesta es la pasividad. Todos esperando micro con cara de sometidos, todos amontonados o haciendo fila como dice el guía porque hay que hacerlo, nadie cuestiona nada.

En el metro la cosa es más evidente. Yo me bajo en Tobalaba todas las mañanas, y allí están todos esos guardias de camisa amarilla con letreros de "siga" o "espere", moviendo las manos para que la gente vaya donde ellos quieren. Y funciona. Eso es lo mismo que hacían Pedro y Heidi con Blanquita, Copo de Nieve y las demas cabras en las montañas de Los Alpes: arrear al ganado, conducir a la masa para que todos sigan a todos. Eso es lo que no me gusta.

5 comentarios:

Cristian dijo...

Pero siempre era así... yo viví en Santiago el año pasado y me di cuenta que era la misma cosa: un rebaño de ovejitas iban en la mañana de Puente Alto al centro, y en la tarde del centro a Puente Alto. Metros con carros llenos, micros llenas.

Ahora debería estar más ordenado.

Al menos.

Saludos.

Capitan Futuro dijo...

Cada vez nos volvemos mas mecánicos, pero parte de esta culpa la tenemos nosotros que orden nos falta demasiado...

Saludos y suerte.

Anónimo dijo...

Es increible darse cuenta que uno no es más que parte del ganado... La mayoría de nosotros (y me incluyo) casi funcionamos por inercia, y esta inercia es la que mueve a todos... Termino el colegio, es tiempo de seguir estudiando (la universidad para los afortunados, carreras tecnicas, etc.)... Hay que trabajar, hay que casarse, etc... y darse cuenta que la decisión de optar por A o B esta en ti... y no en la inercia que te lleva!!!

Salio un poco melodramatico, pero asi lo creo.

Suerte,

sakuragi dijo...

Me tocó ver el debut del Transantiago desde mis vacaciones por la TV (que festín para los periodistas) y desde el próximo lunes me tocará enfrentarlo cara a cara... Tienes razón, con el nuevo sistema se vio nitidamente las dos principales características de nosotros los chilenos: Chaqueteros y sumisos... Pero de algo estoy seguro: NADA ES PEOR QUE LAS MICROS AMARILLAS. NADA Y NADA... Saludos Ale desde mis vacaciones.

Dani Pez dijo...

Yo creo que la idea original del transantiago es estupenda, ahora no se si la están llevando a cabo bien.

Ayer tuve mi primera experiencia en el transantiago, y debo decir que no fue muy buena.

Quizás hay que darle oportunidad y tiempo, pero se tienen que poner las pilas rápido para solucionar los problemas graves de ahora antes de marzo.