viernes, enero 26, 2007

La válvula que tengo en mis ojos

Para los que no me conocen, yo lloro con mucha facilidad. Tengo pena y lloro, y eso es natural, pero también lloro cuando estoy enojada, cuando me siento impotente, cuando no me salen las palabras de la boca, cuando estoy muy contenta, cuando me gusta una película, cuando llego al final de un libro bonito o me reencuentro con alguien a quien quiero mucho. Tampoco soy de las que lloran y no dejan huella... me salen manchas en la cara como si tuviera peste, se demoran un buen rato en irse y son rojas y yo blanca.., así que piola no paso.
Ayer lloré con “El Laberinto del fauno”, bella película que mezcla magia con la triste realidad, la muerte con los sueños. Casi al final se me cayeron dos lagrimones que después me limpié disimuladamente como si me rascara la nariz. Es que tampoco me gusta andar evidenciando ante los demás que soy tan llorona, sobre todo cuando está tan restregado eso de que las mujeres usamos el llanto para manipular, pero yo no lo hago con esta intención. Como sea, la película es recomendable.

6 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Hola. No sé como llegué acá, pero lo cierto es que he leído algunas cosas. Somos colegas.
Respecto a "El laberinto del fauno", creo que es una película que hay que verla de todas formas (es la peli del momento), pero el final me dejó un poco desganado... Me parece que le faltó la chaucha pal peso a Del Toro. No puedo argumentar demasiado para no arruinarle la película a los que lean acá y no la hayan visto. Pero lo cierto es que hay un plano casi al final en que Sergi López ve a la niña, y nosotros vemos que la cosa no es como nos gustaría que hubiese sido. Tal vez se podría haber jugado con esa ambiguedad: realidad/fantasía, en vez de resolverlo con un plano ultra explícito como el que digo.
Bueno, una humilde opinión. De todas formas es una película de muy buena factura técnica, excelente fotografía y estética muy mágica. Lástima que el sonido del Festival cine uc haya sido tan chanta. Siempre pasa lo mismo con algunas proyecciones en DVD. Se les olvida poner el audi0 5.1...
Saludos

Anónimo dijo...

Es muuuuy difícil que llore con una película, siempre cuando lloro es por algo muy heavy y real. Aunque si debo decir que Ghost me produce cierta pena...

Saludos y suerte.

pame_figueroa dijo...

soy igualo de llorona, hasta con un comercial puedo llorar si me pilla sensible. de hecho la última vez que se me mojaron los ojos mamonísimamente fue con la sinopsis de una peli en el cine!!! looser total. en fin. buscaré tu peli para verla. tu recomendaste scoop el otro día? no la he podido pillar, al menos en bazuca... saludos!

Alejandra dijo...

Hola Pame, llorona igual que yo...
La verdad es que no sé si Scoop esté en Bazuca porque yo me la conseguí a través del vil pirateo de dvds... Como sea, cuando puedas la ves.
Saludos!!!

LA FURIA dijo...

Me encantó esta película. Sergi López está notable y hasta la Verdú anda bien. Lo único malo es que tuve que subirle el volumen como a 35 porque los españoles hablan todo en susurros. Lo curioso es que hasta que transcurre una hora de película es mejor el lado que cuenta lo que queda de la Guerra Civil que la historia el del Fauno y la niña, pero cuando comienzan a cruzarse se arma realmente bien.

PD: Lástima que pille tarde este blog. Por acá nadie más ha visto Bandera de Nuestros Padres, Little Miss Sunshine, Rocky Balboa, The Queen y todas las últimas que salieron

sombra_de_mi dijo...

Yo soy igualq ue tú.

Lloro como una cabra chica con las películas.

Y a veces con testimonios de programas, onda la Teletón.

Ah, y cuando alguien me demuestra que me quiere y se preocupa por mí.

Lo raro es cuando me doy cuenta que me pasa algo realmente grave. Ahí no lloro. No soy capaz. Por ejemplo, en los funerales.

Es extraño... pero así soy yo!!

En fin. Gracias por tu visita y tu comentario.

Besos,

Nos leemos!!
Sombra