sábado, agosto 18, 2007

Qué es peor, renunciar o que te echen

Título alternativo: Qué es peor, patear o que te pateen

El tema de este post nació así: Compré en la tienda-más-barata-de-Santiago, TXT, un libro y un disco, y de regalo, me dieron otro libro de regalo a elección. Ningún título me llamó la atención, había una guía de vinos del 2004 (muy vieja), un libro de autoayuda (para eso mejor hablo con una amiga) un libro de poemas (no le pego mucho a la onda lírica) y estaba también el “Manual para ejecutivos cesantes”. Nada muy destacable como ven, pero el último se veía simpático y la reseña estaba escrita por Coco Legrand, así que me lo llevé para reírme un rato.

El libro es corto y se lee de una sola tirada. En el capítulo del despido propiamente tal, llamado PLR, se detalla el montón de frases clichés que se usan para el momento:

-“Tenemos que decirte algo que quizás no te esperes…”
-“Tenemos muy claro que eres un(a) excelente profesional, pero…”
-“Admiramos lo que has hecho y te tenemos gran aprecio, pero…”
-“Por tu propio bien, es mejor poner término a nuestra relación laboral…”
-“Me veo en la obligación de decirte que hemos decidido prescindir de sus servicios...”

Y así, con el discurso prearmado, en donde la persona que lo dice sólo aprieta Play y repite la misma cantaleta de siempre, el afectado es despedido.

Estas mismas frases, con matices más personales, podrían aplicarse en relaciones de pareja, con clichés notables como “no eres tú, soy yo”, “seguro que otro te puede hacer más feliz que yo”, “te quiero, pero no puedo estar contigo”, y otras tantas que el colega Ripne desarrolló en extenso hace unos días en su blog.

Es que laboralmente hablando, si la situación es mala pero soportable, mil veces preferible que te echen. Por ultimo te vas con pena, pero con indemnización.

En el ámbito amoroso… ¿mejor patear o que te pateen?

Preferible patear, decía yo a muerte. Mil veces mejor ser proactiva que reactiva. Si ya la situación es triste, al menos quedarse con la certeza de que decidiste hacer lo que pensabas que era lo correcto y no recibir la terrible sorpresa y quedar Plop como Condorito, sintiéndote como un zapato usado y luego desechado.

Ahora no estoy tan segura. La persona pateada al principio lo pasa pésimo, pero se recupera antes de lo que cree y sigue adelante. El pateador(a), tiene vaivenes y en los días de tristeza o soledad le remuerde la conciencia saber si habrá hecho o no lo correcto (no lo digo por hablar, este último mes he conocido a tres “pateadores” que me confirmaron sentirse así).

¿Qué como andamos por casa? Digamos que puedo cantar con propiedad “Another one bites the dust” de Queen. Pero después de eso, “Alive and kicking” de Simple Minds.

Así que, considerando que no todas las historias tienen un final feliz y de una u otra manera todos hemos vivido el RECHAZO, no queda otra que tomar las cosas como vienen y poner la mejor cara, total son parte del aprendizaje… Pero ¿habrá alguna que definitivamente encabeza el ranking de lo peor?

Opinen y fundamenten… qué sería lo más terrible para ustedes
a) Que te echen del trabajo (con todo lo que implica la cesantía)
b) Renunciar al trabajo (obviamente no por una opción mejor, sino porque la situación actual es insostenible, o sea, igual se va a la cesantía)
c) Que tu pareja te patee (y más encima ni siquiera lo hayas sospechado venir)
d) Patear a tu pareja (y quedarte con la duda eterna)

67 comentarios:

Montanero dijo...

La alternativa d), seria la respuesta definitiva, la duda eterna es algo insoportable y el pensar que las cosas pudieron ser de otra manera siempre queda, imagino que al igual que tu el instinto felino nos proporciona una buena cuota de curiosidad.
Saludos,

eat-desserts dijo...

Lejos, que me echen del trabajo. Mi mundo laboral es tan específico y pequeño que tendría que irme no sé donde y terminaría con el rótulo de escoria...he pensado en renunciar pero me aguanto (total tengo 2 pegas y siempre pienso q en la otra podrian ampliar mi horario por ende sueldo)
Ya me patearon y es uf y tb pateé y fue mejor q lo anterior (tb lloré, me sentí mal y todo pero es otra cosa).
Ayer fui a esa librería pero me quedé pegada en los dvds.
saludos

Don Chere® dijo...

Me quedo en el primer caso con renunciar...por lejos...sobretodo si es por algo mejor..na que hacer.

En el caso dos...mmhhhh....joda la pregunta...no se que es mejor...me declaro incompetente...las dos posturas son de la puta madre.

Cuídate, y felicitaciones por el debut..ahora tienes que devolver comentarios..ajajjajaja

puppetmaster dijo...

Para acabar con la monotonía que nos aflige, yo propongo lo siguiente:
Lo mejor seria renunciar al laburo pegándole un balazo en medio de los ojos a tu jefe, ahora si no se es tan macho, existe la alternativa de agarrar el computador y lanzarlo por la ventana ojala acertando al auto del gerente general. Luego, llegar donde tu mina con una prostituta caribeña, invitándola a hacer un trío. Sino lo soporta, ella sale huyendo y uno queda como un gran hijo de puta sexualmente insatisfecho, es decir, MACHO REPRIMIDO. Muy atractivo para cierto grupo femenino sado masoquista (ver ISAT después de las 11 de la noche)



saludos!!!

Verónica Reyes Serra dijo...

Uhh, qué tema.
Yo prefiero patear a ser pateada. Siempre cuando acaba una relación es uno de los dos el que sale más herido y, generalmente es quien debe acatar la determinación de poner fin. Por eso prefiero terminar yo, para no salir tan herida. Además que si decido poner fin a una relación es porque mis sentimientos ya no son intensos.

No sé... mejor estar solito, jajaja.


Buen tema, Ale. Y con respecto a la pega: lo más terrible es que ¡no hay pega! Eso queda claro con los índices de cesantía.


Besos.

Andrea dijo...

Siempre es peor que a uno lo echen a renunciar. Lo digo por el tema de autoestima. Quizás convenga más monetariamente el irse, pero en cuanto sentirme valorada en mi trabajo, es mil veces peor lo otro.

Lo mismo se aplica en cuanto a pareja. La persona que pateó ya estaba preparada, mientras que para la otra es como un balde agua fría.

Saludos!

~ Andrea ~

Serrat&Sabina dijo...

No te los pierdas!

Chissock dijo...

Nunca he tenido pega, así que no sabría opinar al respecto.

Pero lo de Patear o ser pateado es algo por lo que pasé hace un tiempo... y definitivamente, Patear a una persona es lejos, la peor cosa. No sólo te tienes que bancar el sufrimiento ajeno de alguien que quieres, si no que además, te tienes que tragar la culpa (y lo que puede ser peor aun, el arrepentimiento), y bueno, que la otra persona se recupere antes que tu también apesta bastante.

Cristian dijo...

Renunciar > Que lo echen a uno

Jamás he pasado por ninguna de las dos cosas, pero renunciar debe sentirse hasta bien en algunos aspectos. Te vas por alguna razón, generalmente esperando que lo que venga sea mejor.

En cuanto a lo demás, he estado en ambas veredas, y en las dos se sufre, se llora harto, sobretodo si uno quiere a la otra persona. Uno tiene la peor autoestima del mundo en un caso, y se cree el tipo más malo del universo, en el otro.

Pero en cualquiera de las dos instancias, hay que poner el pecho, y rogar para que éste enfrente bien las balas.

Saludos!

Roberto Alvarez dijo...

De frases clichés que se usan para el despido , hay otras similares, que se dicen al momento de una entrevista laboral
-“Dejenos su curriculum y lo llamaremos"

Sin duda la indemnización cuenta a la hora del despido. Dar vuelta la página es mejor y buscar una mejor fuente laboral recompone la autoesima.

También en el caso que te patéen tu autoestima y corazón roto sana mil veces, si encuentras una pareja, lejos mejor que la anterior.
Solita gritarás huichipirichi.

Saludos de despidos

Roberto

Marxxxcelo Valdes dijo...

Yo mande a la cresta el trabajo,claor que me pagaron todo y les dije ojalas se les derrumbe la empresa...y he sabio que con el tiemp esta quedando la caga..ja,ja por explotadores!

young_supersonic dijo...

JA..
ANOTA LA MIA...

EL 31 DE DICIEMBRE ME ECHARON DE MI PEGA DE LA ÉPOCA... AUNQUE YA ESTABA ANUNCIADO DE ANTES...
EL MISMO 31 EN LA NOCHE, EN LA CENA DE AÑO NUEVO, ME AGARRÉ CON MI VIEJO, MUY FUERTE... NI SIQUIERA HUBO ABRAZOS.. SÓLO LLANTO Y AMARGURA...
Y EL 1 DE ENERO EN LA NOCHE, MI POLOLA ME PATEÓ...

PARA ESO NO CREO QUE EXISTAN RATINGS.
IS THE REAL WORLD

SALUDOS

ahoratodostusolo dijo...

Definitivamente que me echen del trabajo. No puedo imaginar algo más traumático en este momento.

Renunciar me encantaría, de hecho lo haría con un aaaja!!! tipo Nelson de los Simpsons, si fuera por una alternativa mejor.

Que me pateen no resultaría tan traumático, nunca he sufrido más de un día por motivos sentimentales.

Patear a alguien definitivamente no puedo, soy un cobarde por excelencia y siempre recurriré a hacer el insoportable hasta que me pateen a mí.

Rabinfame

young_supersonic dijo...

PD:

31 DE DICIEMBRE DE 2004
1 DE ENERO DE 2005

Don Clavito dijo...

No quiero parecer anti corazoncitos, pero para mí lo más terrible, lo más funesto, lo más "piol", sería que me echaran. Quizás con el comentario que me voy a mandar ahora, no me gane mucha aceptación del querido género femenino, pero las mujeres, tal como los amigos, van y vienen. En cambio, tomando en cuenta que la situación laboral en el país no es precisamente de una plena estabilidad, es terrible quedarte sin pan ni pedazo, porque cuando postulas a otra empresa te preguntan: "y bueno... ¿por qué dejó su antiguo trabajo?" y tu contestas: "no, no lo dejé, me despidieron", considerate prácticamente eliminada de la nómina de preseleccionados.

Por suerte aún no me ha tocado vivir esa etapa, pero por Dios que cuesta ganarse el billetín xD.

Un gran abrazo, miau miau Gatúbela.,

Don Clavito

Dannitas dijo...

En lo laboral no puedo opinar porque nunca he tenido un trabajo. XD

Y bueno en lo amoroso, lo peor es cuando tu crees que va todo bien y te patean. Porque cuando uno es la pateadora. Por lo menos ya tiene la idea de que todo va a terminar.

Un abrazo!!!

Gabriel Navia Cortés dijo...

patear absolutamente, muy ego para ser pateado, jajjaja
visnja me invito a edfetuar un MEME yo te invito a ti
saludos

Princessa dijo...

Creo que para mi las peores opciones son a y c.
Porque ambas no dependen de mi…
Puede ser que en b y d se pase mal… pero al menos fue una opción personal.
Odio las cosas que no puedo controlar!!!!
Cariños

Carlos dijo...

...laboralmente se te abren posibilidades, difícil o tardío pero te salen, y a veces tienes la suerte de poder darte el lujo de escoger...
Si te echa la persona que amas (si amas de verdad), es más difícil, de cierta forma uno con sus estudios está preparado para el mundo laboral, pero los golpes al corazón se reciben sin protección y te dejan más desorientado.

Fuerte abrazo Ale.

LA FURIA dijo...

Estos 2 años he hecho de sicólogo 700 veces con gente que echan de la pega y más allá de lo que he gastado en pichangas y pitchers, es lo peor lejos.
Es más fácil mandarle currículum a las mujeres que a las empresas.

Jorge Luis Freire dijo...

Alejandra andra andra andra:

1)La mejor Gatúbela de todos los tiempos es la interpretada por Michelle Pfeiffer es Batman Returns. Es sexy, dirty and a real bitch. La amo/odio. Es el papel para el que nació Michelle Pfeiffer. Al lado de ese personaje, todo el resto de la filmografía de Michelle es basura.

2)Me gusta tu bitácora porque es una de las pocas que trata de algo. Siempre escribes textos inteligentes, amables y con contenido. Es fácil sentirse identificado.
La mayoría de los blogs no son más que un ejercicio autorreferente (el mí), una glorificación de la forma (el mío) o un pastiche críptico que nadie entiende (el mío).

3)Lo peor que te puede pasar en la vida, linda, es que te pateen. Aunque patear es de mierda, que te pateen es MUCHÍSIMO peor. Te baja la autoestima, te sientes poco sexy, te cuestionas que hiciste mal y te pasas ene rollos. Te autoflagelas con la idea de que te cambiaron por otro (alguien mejor que tú), etc. Es devastador (+ aún si sigues enganchado). Tu ego se destruye en miles de millones de pequeñas partículas.
Terminar con alguien puede ser feo, pero al menos eres tú el que dejas cagada a la otra persona (y no al revés). Es la otra persona la que no va a poder conciliar el sueño hasta altas horas de la noche y la que va a llorar y la que se va a sentir horrible y bla bla bla.
Se que es bien miserable mi forma de razonar pero esa es mi verdad y mi experiencia.

Besos!!

Jorgito ;)

Alejandra dijo...

MONTAÑERO: ¿Terrible cierto? No saber lo que pudo haber pasado y quedarse por siempre con la duda. Pero eso es parte del juego cuando uno toma una decisión.
VALE: Estoy súper metida con tu trabajo, porque la otra vez dijiste que de repente te tocaba tratar con muertos. También le temo al despido, ya me pasó una vez y no es agradable.
CHERE: Es que la pregunta iba por renunciar no por algo mejor (porque ahí obviamente tiene grandes ventajas), sino que ir a la cesantía porque lo estás pasando muy muy mal. Se agradecen las palabras y ya anduve contestando…
PUPPETMASTER: Mmmm, más de una vez tuve ganas de hacerle algo así a un jefe, pero eso de las vueltas de la vida es una gran verdad, después de puedes volver a encontrar con esa misma persona y no es la idea quedar en mala.
VERO: Yo pienso como tú, pero cada vez me doy más cuenta de que el pateador sufre más de lo que uno cree. Mejor sola que mal acompañada. Absolutamente sí. La pega en nuestra profesión es todo un tema.

Alejandra dijo...

ANDREA: Que te digan un no en la cara es tremendamente fuerte, sobre todo el trabajo y amor. Pero nadie se muere de eso, al menos queda ese consuelo, de que exista la resiliencia.
CHISSOCK: Interesante tu opinión, y confirma la teoría de que el pateador lo pasa pésimo. Es cierto, es triste bancarse la pena de otro causada por uno mismo.
CRISTIAN: Sí! Las dos (o las cuatro) se enfrentan dando la cara. Se pasa mal, pero nada dura para siempre.
ROBERTO: La del currículum es un clásico. Pero si ocurre porque tú lo quisiste u otros lo quisieron… para el caso se aplica lo mismo, dar vuelta la página como dices.
MARCELO: El tuyo es un buen ejemplo de renuncia inteligente antes de que se hunda el bote…
YS: Eso es empezar el año con el panorama cambiado. Fuertes las dos cosas
AHORA… Pienso como tú, cuando te dicen chao en el trabajo el mundo se viene abajo. Las pateaduras sentimentales, quizás pasan más rápido o tienen más paliativos.
DON CLAVITO: No eres anticorazones, yo pienso como tú. Ahora, es un tema eso de no poder reconocer que te echaron porque quedas fichado como “defectuoso”. Más bien la gente debería fijarse en que a esa persona que la echaron se levantó y sigue en el juego. Mucha discriminación.

Alejandra dijo...

DANNITAS: Dice la gente que sabe que aunque todo vaya bien, uno deja pasar las pequeñas advertencias que dan cuenta de que la otra parte perdió interés. No sé, no estoy tan segura.
GABRIEL: Jajaja, muy ego… lamentablemente a todos nos ha tocado o nos va a tocar vivir el rechazo. Voy a ver tu blog, pero no aseguro hacer el meme porque no me gustan las cadenas, bueno?
PRINCESSA: Yo siempre digo eso, prefiero las cosas en las que yo tenga control y no depender de nadie. Ojalá la vida fuera siempre así.
CARLOS: Lo malo es que las posibilidades a veces se pueden demorar mucho, sobre todo si tu profesión está sobrepoblada. Los golpes al corazón se superan, aunque uno al principio se sienta sin escape.
FURIA: Jajaja, opino igual. Hay más prospectos (as) que trabajos.
JORGE: Gracias por el comentario. Mi blog se llama Gatúbela no tanto por la película sino porque me encantan los gatos. Pero sí la de Pfeiffer es la mejor. Tienes razón en tu punto, se pasa pésimo… yo he vivido las dos, e insisto en que es peor perder el trabajo.

david santos dijo...

Es siempre una duda. Hay en la humanidad lo instinto de la diferencia que y la superioridad. Esta nos mata. Hay en cada persona la su parte felina, selvage. Y a sua parte humana, honesta.
Con estas partes nunca hay reconciliación.
Por eso las dudas iran mantenerse.
Bien, pero no hay como nosotros hacernos una reflexión.
Abrazos y gracias por tu texto y las dudas que ele levanta en nosotros.

José Nova dijo...

d) Patear. Porque nos cuesta menos ser víctimas que victimarios.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola es un agrado visitar tu blog…Somos La comunidad etílica y te hacemos la invitación….

Escribimos de todo…y para todos…

www.etilidad.blogspot.com

Bea dijo...

hi!... yo nunca he pololeado, asi q no puedo contestar c) ni d) ... y ahora q entre a un laboratorio, la pcion a) es la q mas me da miedo. no se, q me despidan siempre ha sido el maximo temos de mi vida, no ser lo suficientemente buena en lo q hago como para que me contraten... miedo...

bye

Pablo dijo...

Lo peor por mucho es que te pateen, el no tener el control de la situación me mata, el perder el poder de decisión me pone inseguro.

Sobre lo que planteas de que no sabes si es mejor patear o ser pateado, yo creo que va por los sentimientos que tengas. Si estos son fuertes no hay vuelta que darle, sea como sea la pasarás mal, pero si no, saldrás adelante más pronto que tarde.

Un beso, que tengas una buena semana =)

Evelyn Campos dijo...

Hola Amiga!! I return, bueno definitivamente me quedo con la opción D, no hay nada peor que quedar con la duda o incertidumbre si lo que hice estuvo en lo correcto o no que personalmente ya me ha pasado y es lo peor que te pueda suceder y patetico!, ya que se supone que estás realmente seguro cuando tomas una decisión tan importante como esta, pero en fin así uno aprende como dice un lector de tu post It`s the real world!o no ?.

Abrazos y saludos.

Eveline.

Juan dijo...

Siempre por tener el control....o renunciar o terminar...

No hay nada peor que tener que aceptar lo que otro decidió, ya sea en el plano laboral o personal, ahora, por un tema practico igual es mas llevadero que te pateen, porque cuando te entreguen el sobre azul....como pagas las cuentas?, aplicar economia de guerra y todo eso, además que te puede tomar por sorpresa, con gastos comprometidos, uff!!, lo peor, espero no pasar nunca por esa situación, al menos al renunciar ya te vas preparando para lo que viene (en el caso que te vayas sin un futuro cierto)

Saludos!

yop dijo...

mmm creo que prefiero patiar, si bien es cierto que vienen las "recaidas" es mucho mejor que sentirte patiado y ni siquiera estar preparado para la despedida.

me gusto tú blog espero que pases por el mio.
>confieso que respiro<

Mikamy dijo...

Yo creo que es peor patear que ser pateada. Porque cuando te patean, uno se siente humillado pero a la larga, sigue adelante. Pero cuando pateas, lidiar con el sentimiento de culpa es bastante complicado. Y yo creo que con los índices de cesantía, ahora ya nadie se atrevería a renunciar a menos de tener otro trabajo en vista.

¡Un abrazo!

El Club de Lulú dijo...

hola, venia a avisarte que mañana lunes sale tu cartera en el club de lulú...para que pasen a visitarte.

saludos

dull dijo...

Yo acabo de renunciar a mi empleo,lo hice convencido de que era mejor adelantarme, la indemnizacion si es importante, pero prefiero saber que yo les patee la cola primero a ellos!

Bonito blog!, un saludo!

La Hormiguita Cantora dijo...

Uff yo creo que la respuesta dependeria mucho de las circunstancias. Solo se que sigo prefiriendo patear a ser pateada, aunque por el tema de la indemnizacion, ser echada a que me echen, jeje.

Divertido tema. Saludos y buena semana

Alejandra dijo...

DAVID: Gracias a ti por la visita. Lamentablemente no manejo el portugués como tú manejas el español… La superioridad es fatal.
JOSÉ: Tienes razón en tu punto, es más fácil echarse a morir y tomar el rol de pobrecito antes que afrontar.
BEA: Bueno, hay despidos y despidos. No todos tienen relación con lo buena o mala que seas en la pega. A veces se juntan factores anexos que no deberían importar. Ojalá te hayas mejorado.
PABLO: Lo malo es que hay un montón de cosas que escapan a nuestro control. Pero todo se supera menos la muerte, dicen…
EVELYN: Es difícil tomar una decisión y no mirar atrás. Me gustaría que pasara como en esa película de la Gwyneth Paltrow, que muestra dos caminos distintos con lo que hubiera pasado a partir de una decisión tomada de diferente manera. Saludos a ti y a Cristian!

Alejandra dijo...

JUAN: Igual que más arriba… ¿quién nos asegura que siempre vamos a tener el control? Pero el lado pasivo apesta.
YOP: Las recaídas vienen de ambos lados… al menos eso he vivido y he visto en los demás. Gracias por la visita.
MIKAMY: ¿Cierto que sí? Pienso igual, uno sigue adelante, y a veces hasta se recupera antes que el pateador. Oh, the guilty…. siempre nos atormenta. Lo de la cesantía es muy buen punto, sobre todo con lo sobrecargada que está la oferta. Horror.
CLUB DE LULÚ Jajaja, gracias!
DULL: Bueno, que sea para mejor entonces, y que encuentres una pega muy pronto.
HORMIGUITA CANTORA: Lo tuyo es puro sentido común, sobre todo en el último caso. Buena semana también.

Marta Salazar dijo...

c y d son las peores, a mi juicio.

tener que patear es tanto o más terrible que que terminen contigo... lo que puede ser, en muchos casos, una liberación.

aunque cuando peor lo pasé fue la única vez que terminaron conmigo, cuando yo fui la que protagonizó la acción, no lo pasé tan mal...

XaR - ElEditoR dijo...

MMM ... dos cosas distintas y distantes!!!

1ero: relaciones laborales

la pega debe contener condiciones adecuadas y debe ser un lugar donde te sientas a gusto; mal que mal pasamos el 80% de nuestro tiempo trabajando, y si la wea no es grata tendremos una vida de mierda.

Entre que me echen y que me vaya, económicamente hablando, prefiero que me echen, pero por razones dignas y decentes... no porque llegaste en estados etílicos-psicotrópicos deplorables, sino porque la wea no dió pa mas no mas... tiendo a ser super proactivo y comprometido, y por suerte (toca madera) no me han echado nunca...

2do: relaciones sentimentales

Las razones para mandar a la xuxa a una persona siempre deben estar fundamentadas... nada de "la mando a la xuxa un ratito pa comerme a su amigui, y de ahí vuelvo", porke conozco WNs así!!!

Si uno está conciente y convencido de porque darle la PLR a su pareja, no habrá remordimiento alguno... infidelidad, aweonamiento progresivo, diferencias irreconciliables, carencias afectivas endógenas, cuadros psicóticos, violencia irracional, son algunos de los casos que se me vienen a la mente en este minuto... ahora, el tema se complica cuando hay mas personas involucradas en una relación, léase hijos, y/o cuando uno ha amado a su pareja. En esos casos, prefiero que sea la otra persona quien tome la decisión, aún cuando quien comience el discurso sea yo.... esa wea si que es manejo ajajajajajja

Si necesitan técnicas para no ser echado, busquen el libro de la alemana que dió una guía para los sacadores de vuelta.

Si quienen una guía para echar a volar a las parejas, es super simple... hablen de frente y recuerden el episodio que dió origen al problema, no tendrán ni que pensar lo que van a decir, las palabras saldrán solitas de sus bocas.


Saludines!

Bárbara dijo...

Humildemente, y habiendo estado en todas las situaciones menos en la B, sostengo sin dudarlo que la situación varía si se mira a largo o a corto plazo. A corto, es lejos lo peor que te pateen cuando no lo esperas, pues sufres lo indecible por un rato, pero después te recuperas. A largo plazo, como dice Ale, es pero patear, porque hay casos en los que te queda la duda de cómo habría sido la historia si hubiera continuado. La excepción es que en algunas situaciones, la cosa anda tan mal que aquella duda no existe.
Saludos!

george dijo...

yo creo que te pateen es mejor, porque luego viene el arrepentimiento de tu expareja y ahi tu puede patear con total tranquilidad.
en el tema laboral ,o mejor es renunciar porque se puede planificar.


saludos!!

Dj Heidegger dijo...

Creo que la proactividad es lejos mejor que la pasividad... si renuncio a mi pega porque la situación es insostenible es mejor que no hacerlo y seguir aguantando una situación insostenible, o sea complicandote aun más la vida. Requiere valentía reconocer que la situación no da para más y arriesgarse a buscar algo mejor en otro lado. Lo mismo con las relaciones de pareja, mejor (o menos malo) patear, si te equivocas por lo que sea, te equivocas y punto.
La pasividad es lo peor. Estas trabajando te llaman y te dicen "esto es lo peor parte de mi trabajo..." o quedas de juntarte con tu rusia y te dice "tenemos que hablar"... en ambas situaciones el proceso se termina de golpe y sin que tu lo desees ni lo veas venir.

Prefiero decidir y ser sujeto que aceptar y ser objeto

Paulix dijo...

Wow! Cada día me sorprendo más de tus niveles de lectoría y te felicito por ello, amiga.

Yendo al grano, y como buena relativista que soy, pienso que depende: renunciar es mejor a que te echen cuando vas a una mejor pega; que te echen es mejor que renunciar cuando ya no das más, pero no tienes alternativa; así por último te pagan indemnización. Patear es mejor cuando el otro se ha mandado un condoro imperdonable (¿Culpa por haberlo pateado? ¡Las pinzas!), pero ser pateado es preferible cuando es el otro el que tiene el dilema emocional y ya no puede con su conciencia. La duda eterna sí que no es alternativa, nunca es buena y a veces pueden pasar años antes de que puedas resignarte y digerirla ¡No lo sabré yo! Un abrazo

JOHN dijo...

bueno, lo mas recomendable es que en la situacion laboral ellos te hechen, ya que tendran que liquidarte al 100% y si tu renuncias pues no te liquidan al cien, con la pareja pues es mejor que ella te pate tambien, ya que despues que te vea con la nueva pareja muy contentos, sentira que realmente fue su culpa.

Carolina dijo...

yo prefiero renunciar a ser echada, y prefiero patear a que me pateen. siempre digna. jajaja!

Tenebras_ dijo...

uf uf uf uf, nunca en realidad me lo he cuestionado, pienso que porque odio el rechazo preferiría yo patear a que me pateen, en términos laborales, aún no sé, si me echaran por algo que me desnude como un profesional negligente o mediocre, creo que caería en crisis, sería algo así como sacar la muela equivocada en mi caso, jeje, igual depende, si me voy (renuncio) por buscar algo mejor, no hay donde perderse, pero en general creo que YO abandonar antes de ser abandonado, siempre me haces pensar con tus escritos. Un buen ejercicio. Saludos.

Golfazio dijo...

Yo Omito

Nunca me dijeron que esto era con alternativas por dios

Hubiera estudiando!


Saludos

y buen texto );)

La Ale.- dijo...

Ay!!! yo opto por la primera por que las demas son superables creo... pero el dinero... SE NECESITA!!!!
Es verdad eso de los cliches... y me cago de la risa con ese de NO ERES TU SOY YO, CREEME ajajajajaja xD, es demasiado. Con mi mejor amiga siempre nos reiamos de ese dicho, hasta que un pololo la pateo con esa... pero por lo menos con el pasar del tiempo tiene motivo por el cual reirse no??? NO ERES TU, SOY YO... para que mas creativo... ahi se puede apreciar que el hominido no gozaba de gran intelecto.
ale.-

Alejandra dijo...

MARTA: Se ve que el trabajo no te afecta tanto como la vida privada. Es que ser pasiva con estas cosas duele mucho…
XAR: Pasamos mucho tiempo en el trabajo, lo mínimo es llevarse bien con la gente y estar en un lugar digno, es cierto. Estoy de acuerdo con eso de la seguridad en las decisiones, es fundamental, pero parece que no todos actúan igual. Me gusta ese estilo directo.
BÁRBARA: Tienes mucha razón. CP magnifica las cosas, LP las pone en perspectiva e insisto peor que te echen de la pega…
GEORGE: Jajaja, ese es otro buen punto, porque hay poca gente que sigue fiel a lo que decidió en un principio. El que ríe al último…
DJ HEIDEGGER: Todos queremos ser proactivos, héroes de la situación… ojalá se pudiera siempre. Hay peor frase que “tenemos que hablar”?

Alejandra dijo...

PAULIX: Patear en ese caso que tú pones es pe-ren-to-rio. La duda eterna no mata y nos matará siempre, cierto? Cómo las odiamos…
JOHN: Que te echen estando contratado eso sí, porque boleteando… no conviene mucho. Jajaja, veo que lo tuyo es pura venganza.
CAROLINA: Sí, eso pensaba yo, pero se puede ser digna también cuando te toca estar al otro lado…
TENEBRAS: Difícil tu profesión. De esas en que los errores repercuten en personas y no en informes más o informes menos. Creo que todos odiamos el rechazo… habrá alguien a quien le guste? No lo creo.
GOLFAZIO: Jajaja, alternativas simples, nada del otro mundo.
ALE: Síiiii, yo pienso como tú (¿seremos muy materialistas?). Además que la cesantía genera un estado de inutilidad, de vacaciones sin vacaciones. Esa es la peor frase que te pueden decir, estamos de acuerdo.

Melissa dijo...

Se supone que uno renuncia si tiene otra cosa en vista, así que no debe ser tan terrible. Aunque hay gente que renuncia hasta por motivos religiosos.

Nunca he pateado a nadie y nunca me han pateado a mí, es mejor le comñun acuerdo, porque rechazar a alguien se siente bien mal en realidad, me ha pasado y me he sentido muy mala, pero consecuente. También he vivido el rechazo, pero con el tiempo entendí que fue lo mejor.

Saludos!

La Layla dijo...

Hace un año aproximadamente renuncié a mi trabajo en un ataque de ira provocado (o renuncias o renuncias fueron las palabras de mi jefe) y un par de semanas después, cuando aún no me reponia del primer impacto, me patearon. Y sí... es peor que te pateen que patear, si bien cuando tu dices "se acabó" igual llorai un ratito, cuando te dicen "se acabó" te empezai a cuestionar todo.
Respecto a lo laboral, en mi caso pienso que jamás debería haber renunciado y que debería haberme quedado hasta que encontrara algo mejor. Si bien la situación era insostenible, debería haber aguantado un poquito más.

Es primera vez que paso, así que mis saludos para ti.

L.A. Rojas dijo...

De las opciones, RENUNCIAR al trabajo...Así ha sido siempre en todo lo que he hecho.
Hasta en una cancha de fútbol. Cuando me he mandado un cagazo que sé que me significa la expulsión, me retiro antes que me muestren la tarjeta roja.

Con los trabajos idem. Hace un tiempo viví esto, por más que me ofrecieron el cielo y la tierra para que me arrepintiera. Entre paréntesis, es interesante esta situación de control.

En pareja. Siempre tuve que patear y si bien incomoda a los días siguientes, no me causó mayor daño. Quizás porque nunca fuí el que inició la relación..
Reconozco: me acuso de aplicar geometria variable para modificar las reglas.

Saludos

Nacho dijo...

En el trabajo no, pero en lo otro me ha ocurrido de todo. Y cuando digo de todo es de tooodo.

Sería tan largo de contar que se colapsaría la Red. Pero eso ya fue sólo pasado.

Lo peor sin duda es que te patee tu gato y te abandone. Debía aburrirle un montón, te entra un complejo de mal cuidador de animales.

Ahora el gato es hidráulico y está en el garaje. Ese no se va.

 kotto dijo...

Cuando leí el titulo del post,
(en realidad los dos titulos) tenía la respuesta clara, renunciar y patear.. pero a medida que leía el post me fueron entrando las dudas...

cariños Alejandra

Katy dijo...

ale: para mi lo peor es no tener el control de las situaciones: que te echen y que te pateen.
que te echen debe ser terrible en términos de ego, llegar un día, que te llamen y te pasen una caja de cartón, llegar al cubículo y guardar las cosas mientras todos miran con cara de "pobrecita", la echaron por chanta, glup, prefiero renunciar lejos y salir por la puerta ancha.

Ahora respecto a patear o ser pateada puedo decir que es mejor patear, porque generalmente uno está bien seguro (general generalmente) y sabe lo que hace, en cambio te patean y uno cree que está todo normal y te salen con el pastel, y te quedas como weona pensando en qué falló.

Verónica dijo...

Me parece que es súper difícil patear, así como renunciar porque ya estás hasta la corona y no tienes otra opción mejor.
Que te despidan también es achacante, el factor plata afecta todos los otros aspectos de tu vida. La cesantía es incierta, no es algo programable.
Patear hace sentir remordimiento y queda una sensación rara cuando el pateado se recompone y es feliz, genera envidia en el pateador si éste no está felizmente emparejado en el momento que se entera de la situación del otro.

Complejo... opto por ser pateado, uno se entristece pero se puede regenerar como el ave fénix y afecta sólo el ámbito sentimental, si te patean incluso te vuelves medio trabajólico para capear el dolor.

hagasbar dijo...

bueno, no puedo hablar mucho de trabajos porq solo trabajo en los veranos... lo menos que duré en una pega fueron 3 días porque me aburrí.

entre patear y q me pateen... puede sonar a masoquismo pero prefiero que me pateen :(

adeus

Flavia Vera O. dijo...

Interneteando por aquí y por allá llegué a tu blog...
En lo personal, prefiero que me pateen, claro, por unacuestiòn karmática, porque ya tengo muchísimo que acarrear en las espaldas. Ahora, si la situaciòn se hace insostenible... bueno, no queda otra...
Buen tema... te invito a pasar por mi blog...

Saludos desde la Rep. Independiente de San Felipe "El Irreal"... SHILE!

http://fverao.blogspot.com/2007/07/mujer-amante.html

Merli dijo...

Alternativa d.

Recuerda que somos prisioneros de la inseguridad.Siempre nos cuestionamos lo q hacemos.

Saluts.

R.O.P. dijo...

No sé si será por una cosa de orgullo, porque no aguanto muchas situaciones que atenten con mis cánones de las cosas, o porque me gusta tener la última palabra, prefiero renunciar.

Se pierde el $, pero me voy con la frente en alto. Onda, "me fuí, pq no me sentía comodo", "renuncié pq mi jefe era un chuchetomorrow", "me asqueé de esa mierda de trabajo", etcs.

Bueno, lo fundamento en mi experiencia. Solo me han echado una vez... desde la radio en que hice la práctica para despues quedarme. Me echaron un dia antes de navidad, porque para el año siguiente con mi sueldo (60.000) pagarían a dos estudiantes en práctica... plop.

Desde ahi, le tengo un miedo latente a ser "echado"; prefiero renunciar... y hasta el momento he podido realizarlo, incluso sin tener otra pega... por mal jefe, por otra oferta, porque el ambiente era inhumano... pero siempre con la cabeza, corazon y orgullo en alto. Ahora, si tuviera familia, lo pensaria.

Con respecto a las pateaduras. Como soy una persona debil... prefiero ser pateado... aunque venga sin aviso... cosa que suele pasar habitualmente.

Lo prefiero, pq si pateo y me van a llorar, cedo. Si pateo y me hago el fuerte, sufro pq me sigo preocupando. Si pateo, le doy mil vueltas al asunto, pq detras de un gran poder siempre hay una gran responsabilidad.

Lo prefiero, pq como buen piscis y debil... soy incoherente... y emocionalmente muy mina,.. pa sentir... no pa otras cosas.

en fin... eso... saludos!!!

Alejandra dijo...

MELISSA: Sí, hay gente que renuncia también por diferencias irreconciliables. El común acuerdo suena muy bien, el problema es que no siempre se lleva a la práctica de buena manera. Ojalá sí se pudiera.
LAYLA: El punto es la actitud pasiva o activa. Con la pasiva queda además la sensación de que pasaron por encima de ti. Tu caso laboral parece que era fuerte, y por lo que se ve, te “forzaron” un poco.
L.A. ROJAS: Lo tuyo es tener el tino de saltar del barco antes de que se hunda. La cosa visionaria. Tener el poder es interesante, atrevido, tentador… pero no todos lo saben manejar.
NACHO: Jajaja, yo creo que mi gato se aburre de su casa cada cierto tiempo y se va de paseo a los techos, pero siempre vuelve. Sentirse mala ama debe ser tristísimo.
KOTTO: Yo también decía como tú, renunciar y patear a morir, pero cada cosas tiene sus matices.

Alejandra dijo...

KATY: La mirada de los demás, terrible. Que sientan pena por ti, terrible. En las pateaduras, lo peor es darse vueltas pensando qué pudo haber pasado y qué se hizo mal. Difícil responder eso.
VERÓNICA: Es complicado tomar la decisión, por lo general se le debe dar mil vueltas pensando los pros y los contras. Qué cierto lo que dices del pateador, sobre todo si el otro se recupera antes. Pero lo de volverse trabajólico es una gran verdad. Me gustan las aves fénix.
HAGASBAR: Mira tú, eres el primero que lo dice así derechamente, tendrás tus buenas razones.
FLAVIA: Eres la primera que nombra el karma. No creo mucho en eso, pero sé que hay gente que sí. Aunque como tú dices, hay veces en que no queda de otra.
MERLI: Hay gente más insegura que otra, pero sí, todos lo somos en algún grado.
HH: Lo sé, lo sé, en tus casos, especialmente uno, la renuncia era imperante. Claro, otra cosa es con familia, colegio, mensualidades, etc. ¿Qué te pasó que ya no te veo en msn? Saludos.

N. dijo...

Mmm, con tanto quorum, será que lees tanto comentario?? Vaya, eres increíble!!!
En relación a los temas que planteas, cómo habrás leído en mi último post, cuándo ya es un tema que te agrede, lejos, hay que renunciar!!!
En relación a lo afectivo, es super relativo. He estado en ambos lados y creo que todo va a depender de las circunstancias....cuándo no han habido terceros o condoros, es muy, pero muy doloroso, estar en ambas situaciones.

Saludos y gracias por tu visita!

El Analista dijo...

A mis 41 asños que me echen del trabajo ciertamente, no soy Brad Pit, pero me defiendo en lo sentimental, pero en lo laboral soy viejo para las empresas, asi que q cuidar la quintita que no me veo haciendo malabarismos en los semaforos por monedas.

Abril Lech dijo...

Coincido con aquellos que creen que lo peor es que te suceda algo que no tuviste el derecho de elegir, que te vino de arriba y en el cual no fuiste arte ni parte. En los otros casos hiciste una opción, que siempre es mejor que escuchar pasivamente a alguien decidiendo sobre tu vida... Eso es lo que yo creo... Besos!!!