lunes, diciembre 03, 2007

¿Y esa cicatriz?

El otro día iba caminando cerca del Parque Forestal, en esa parte donde están los juegos, y me quedé pegada viendo a un niñito que subía y bajaba del balancín, corría sin parar, atropellaba a los demás y la pila Duracell no se le acababa. Era una de esas veces en que uno sabe que si todo sigue en esa misma tendencia, va a pasar algún accidente.

Y pasó. El pergenio iba corriendo, miró para otro lado y quedó estampado en el pilar del balancín.

Obviamente se puso a llorar a gritos, llegó la mamá corriendo y por lo que alcancé a ver se pegó fuerte, pero nada de gravedad. Un poco de sangre en la frente, quizás hasta le queda una cicatriz y punto.

No es tan raro... cuando uno es niño tiene un radar para atraer accidentes. La vez que nos caímos, la vez que nos cortamos la mano con el vidrio, la vez que nos ahogamos, nos enyesaron, nos mordió un perro… en fin, las cicatrices físicas (las otras son tema aparte).

Yo tengo una cicatriz en la mano, recuerdo de la vez en que me encontré una especie de bloques de tiza en la calle y me los llevé feliz a mi casa para estampar el patio con mis dibujos y creaciones artísticas. De tiza nada. Era loza, y lo supe cuando me hice una herida profunda. “Por un pelo no llegó a la vena este corte”, le dijo la enfermera a mi mamá. ¿Suicida yo? Nada que ver, pero ahí está la cicatriz de recuerdo.

También me he ahogado. Dos veces. Antes las tapas de los yogures no eran como las de ahora (me siento vieja contando esto). Eran duras, con un material que parecía lata, pero más delgado. La cosa es que yo tenía como cuatro años y jugando, me metí un pedazo de eso a la boca y me quedó pegado en la garganta. Me ahogué. Una tía tuve que zamarrearme y meter mano.

Mi segundo ahogo está enlazado a un dulce Ambrosoli de piña. Esto nunca lo olvido, quedé traumada y hasta el día de hoy parto los dulces por la mitad con un cuchillo. No me acuerdo cómo, pero se me fue por la garganta y ahí se quedó. Me puse Deep Purple y mi tía tuvo que auxiliarme, de nuevo.

Otra fuente inagotable de porrazos es cuando uno da el gran paso de andar en bicicleta sin las dos ruedas de atrás. Yo aprendí con un primo en una plaza a la que íbamos todas las tardes en el verano y por supuesto que me caí mil veces. Y la perla iba con vestido a tono con la bicicleta roja, así que las rodillas me quedaron para la historia. Lo bueno es que después se recuperaron.

También me he caído ahora que soy grande, pero esas historias no son muy auspiciosas, así que mejor no las cuento.

92 comentarios:

Dj Heidegger dijo...

guau... primero (gracias google reader)... de niño caía siempre en el mismo lugar, era un hoyo en la vereda de al frente de mi casa... siempre me pegaba en la cabeza y quedaba tonto... creo que en definitiva eso me afectó

saludos y respetos desde Rancagua (aunque estoy en Santiago)

Monchito® dijo...

Hola Ale...

Yo tengo 2 cicatrices productos de una explosion, tengo una en la mano producto de un techada de casa, tengo un moreton por un choque..

parece que tenemos mas vida que un gato...

un abrazo y que tengas una linda semana

La Ale.- dijo...

Hace no muchos días estaba recordando mis costras... es que siempre tenía costras en las rodillas. Pucha que dolía dañarse las rodillas, o los codos!!!!, pero dejé de caerme a temprana edad por que comprendí que seguir jugando así era el camino a la perdición de las rodillas.
Ahora, la última costra, me la causó un zapato nuevo. Siempre lo mismo, no puedo usar zapatos sin calcetines por mucho tiempo.
Saludos!
Ale.-

gdonoso dijo...

No tengo muchos recuerdos de caídas ni accidentes, lo que si recuerdo es esa cualidad o don de profeta que tenía mi madre...

"Te vas a caer... cuidado... te vas a caer... No seas porfiado... te vas a ..."

Por jil además me daban las "movidas"

Yo soy de la época en que no habían derechos del niño ni algún fono donde alegar porque me zurraban... En mi época no habían sicólogos infantiles ni el ritalín, con cuea nos daban una aspirina y una benzatina/penicilina.. todo se curaba con los mismos remedios.

Yo me crié con una mamá que cocinaba todos los días para la familia. Pese a su férrea disciplina no quedé con traumas (creo) ni resentimientos hacia ella.

No hay cicatrices de infancia, sólo recuerdos de una época más sencilla.
chau
gerardo

Nacho dijo...

Te has dado cuenta que cuando las mamás dicen a su niño "te vas a caer". Lo inmediato es que se caigan.

Yo creo que ven el más allá. Y acto seguido dicen: "LO VEEES"

Saludo.

ysraelg7 dijo...

Si de caidas y golpes se trata, yo tengo una maestría en eso, desde niño hasta ahora sufro de caidas.

Hace poco tuve una caida terrible y me atreví contarlo, ¿Será que el suelo me llama insistentemente? iijij.

Espero que estés bien y el niño también.

Un beso.

Jaime Ceresa® ( Vota en los Premios Cero Aporte 2007 - La Página®) dijo...

Puta, yo tengo ene heridas de guerra cuando chico producto de mis pulgas en el culo..tuve varios TEC y weas por el estilo...me interpreto con ese cabro chico.

Ahogos, a dios gracias nunca.-

Cuídate.-

Sandrita dijo...

Jajajaj.... Ufff la de anécdotas que una tiene con sus caidas o accidentes infantiles. Yo recuerdo que no tenía la oreja perforada cuando era niña y como cualquier cabra chica quería usar aritos. Pues la loca se puso unas perlitas ... pero dentro de la oreja!!!... Me llevaron volando al Hospital para que me las sacaran...
Otra más fea fue cuando me quemé con leche hirviendo... Ufff.. Nunca más dejé la cuchara dentro de la taza!!!..

Saludos

Sandra

Alan Queenero dijo...

tu tia es toda una heroina, mis saludos para ella. Afortunadamente nunca me paso un accidente grave durante mi niñez. Los tipicos costalazos de cabro chico debilucho. Pasaba en el suelo debido a mis delgadas piernitas. El unico accidente relativamente grave que recuerdo me sucedio cuando tenia unos 7 años. Estaba correindo en el patio de mi colegio cuando no se como termine en el suelo. El resultado fue una horrorosa herida en mi rodilla derecha en la cual me quedo una tambien horrorosa cicatriz. Por lo de los dulces, le pasaba dando sustos a mi mama cuando me ponia morado con un caramelo atorado en mi graganta. Todavia me pasa eso de que me atoro comiendo dulces. Parece que nunca voy a crecer.

Rodrigo Acevedo dijo...

Buenas Ale (¿te puedo llamar Ale?)

Tengo una linda cicatriz en mi mano izquierda hecha cuando niño con un cuchillo cartonero mientras cortaba unos corchos, para un trabajo de técnicas manuales. Me acuerdo de la cara de espanto de la profesora y de mis compañeros al ver la tremenda herida. Fuí el héroe de mi clase ese día, jaja.

Y claro, porrazos de bicicleta tengo millones.

Buena entrada, saludos

FOLKEN dijo...

Tengo una cicatriz en la pierna derecha, recuerdo de una caída cuando tenía como 10 años... en aquella ocasión me resbalé en el pasto mojado y me enterré en la pierna un trozo de tronco, tuvieron que operame para sacarlo.
Y porrazos en bicicleta tuve muchos, algunos memorables.

Paula... Andrea dijo...

Yo mi gran porrazo me lo pegue ya grandota, onda 28 años, bajando en mi mountain bike el cerro rajada.

Se mete la rueda en una grieta de la tierra y salgo volando para aterrizar bajo un espino.

Me dolía todo....pero todo, y por partes empezaron los dolores.

Parecía cabra chica llena de costras y rasguños, por suerte ni una profunda.

Saludos.

Cristian dijo...

La típica mía era romper las rodillas de los pantalones de colegio en las celebraciones de los goles de los recreos... Te hablo de cuarto o quinto básico. Al final hubo que ponerme rodilleras, por último peladas, igual que los codos.

Rodo dijo...

Solo pasaba por aqui y choque con tu blog...buen accidente en todo caso...eso si parezco mostrario de anecdotas..creo que no era de los mas tranquilo cuando niño...cada marca una historia y buena historia...

Daniel dijo...

Yo tengo no cicatrices pero si 2 dedos un poco chuecos por las esguinces que tuve jugando volleyball en la universidad.
De niño, mis peores caidas fueron en bicicleta, donde me di buenos porrazos.
Saludos

yafi yofer dijo...

Ale mis peores accidentes infantiles fueron abordo de una bicicleta. Mi piernas parecian mapas de tantas peladuras.
Ahora he tenido dos grandes dolores en mi vida:
1.- jugando futbol me esguince el tobillo al borde de una fractura, se me doblo completamente y me quedo una pelota. En la urgencia el papasnatas del doctor chapatin que me atendio mientras tocaba la lesion me preguntaba si me dolía. Yo lo quería matar jaja.
2.- Me aprete el dedo indice con la puerta de un auto, en el accidente mas estupido que uno puede tener. Y ese dicho de que uno ve estrellas es totalmente cierto.
Ahh y hace poco me mordió un bulldog jeje (me voy a jugar kino mejor).

Zaludorrss.

Pretoriano dijo...

Esas tapas de lata de los potes de yogurt eran lo peor. Como no estaban reforzadas con plástico, se rompían solas y cortaban... El mundo de antaño era re peligroso: el colorante de los jugos que daba cáncer, el plomo de los juguetes, los fuegos artificiales, chispotas, petardos pal año nuevo... y vivíamos felices.

Ahora las guaguas viven más sobreprotegidas que la cresta...

Chechu dijo...

LA vida son mamporros, y de ellos son de lo que mas se aprende.Sin mamporros no seriamos libres.

Miguel F. Barrios. dijo...

uffff, 1, 2, 3... es mejor no contar, verdad? siempre nos pasa y nos pasará... ahora en el papel de grandes sería bueno que no fuese en publico.
un beso y saludotes

katiuska dijo...

Me cai mil veces cuando chica. Siempre tenía las rodillas sangrando, y yo acostumbrada, pensaba en ese entonces, que eso era muy normal.
Nunca fue normal. Ahora grande me dí cuenta. Je

| - eaM* dijo...

Hola!
Yo tengo varias cicatrices, una en mi pierna izquierda que fue producto de una improvisación artística - cultural ... Me creía super estrella y organicé un concurso de saltar sobre unas tablas y una puerta apolillada ¿el saldo?; mucha sangre, dolor y ahora una cosa fea media rosada en mi pierda...

Tengo otra, que me la hice a los dos años... Me mordió un perro, pequeño corte en mi muñeca derecha, es como un rasguñón, pero en ese momento mis papás ya me imaginaban manca...

Al igual que tú tengo historias de caídas ya grandecita, pero ¿para qué dar pena al lector? ... Já!

Ahora si es de ahogos; tengo varias... Una vez... Me ahogué con una de esas pastillitas pololeo ¿así se llamaban?... También, pequeña me coloqué en mi nariz un porotito, mi mamá... Verde de miedo!, y yo me creía la muerte con mi osadía....

Claramente, mis papás pasaron muchos sustos con mis aventuras, pero gracias a Dios sólo fueron eso...

Estoy Viva

Nota al pie: Fuí al centro, ni habían pescadores de mi gusto.. Llegué con zapatos nuevos y dos pares [ en oferta! ]


Saludos!


¿Contaste las horas de trabajo?


Mae

ProfeBD dijo...

cierto!!!!!!, yo me di mil y un porrrazo andando en patines!!!, una vez quede con toda la pierna pelada, mientras mi hermana me srrastraba con la bici jejjejejejeje, los juegos, basquetball, boley, esos pelotazos q te dejaban la nariz mirando para el norte y el resto de la cara al sur, uffff, tienes tooooooda la razón, los niños son un himan para los accidentes

sebinsky dijo...

Que bonitos recuerdos...yo no tengo tantas cicatrices, bueno la de la operacion de apendicitis jajajaja
En las manos tengo algunas rayitas que creo que me hice cuando exploraba entre las ramas, y me hería.
Porrazos tuve cientos, pero por suerte no dejaron cicatrices.
Saludos!

M. dijo...

cicatrices tengo miles!! Cuando chica no duraba mucho rato caminando en dos piernas antes de estrellarme al suelo.

Lo peor era el escandalo que hacia para dormir sin que la sabana tocara la herida, lo que terminaba en especies de barricadas que protegian la parte pertinente, y mi madre reclamando que ademas de machucada, iba a terminar resfriada :)

Carlos dijo...

...pues te cuento que yo si soy de película.
De mi infancia guardo ambas cejas rotas, el labio, rodillas, codos...

Como diría mi madre, siempre llegaba a casa despostillado...

Un abrazo Ale.

elalcaravan dijo...

cuando chico pasaba en el suelo, me pegué varias veces en la cabeza o cara o bien en piernas o brazo, cuando aprendí a andar en vici, no recuerdo de grandes porrazos, fui más apreensivo

LA FURIA dijo...

Yo también me estaba ahogando una vez pero en el agua. Fue en una laguna y me salvó mi hermana, pero al menos conozco esa sensación que todos califican de "desesperante" aunque pocos pueden contarla realmente.

PD: Qué bueno que se mejoraron tus rodillas... Las mías, hasta por ahí no más con tanto fútbol.

Alejandra dijo...

DJ HEIDEGGER: El hoyo de la vereda te tenía de casero parece. Debieron haberlo tapado cuanto antes. Hay una película de una niña que se cae a un hoyo y queda atrapada varios días, me la recordaste.
MONCHITO: ¿Explosión? ¿Bomba? ¿TNT? Eso suena a tragedia. Sí, yo creo que superamos a los gatos, para alegría nuestra.
ALE: Niña PSU... ojalá todo vaya bien. Las costras eran terribles, sobre todo sacárselas cuando todavía la herida no estaba lista. Los inicios del automasoquismo.
GDONOSO: Ah, es que las mamás siempre saben o tienen un arreglo con la mala suerte, todo para que aprendamos. Sí, claramente eran otras épocas.
NACHO: Como le decía al de arriba, son medio profetas las madres.
YSRAELG7: Es curioso tu nombre ahora que lo escribo. Yo creo que el suelo se lleva mejor con algunas personas que con otras, y somos del primer tipo.

Alejandra dijo...

CHERE: Mejor ser inquieto que ser niño foto encuentro yo, pero bueno, lo del TEC suena a hospital y gravedad. Bueno, si quedaron secuelas lo sabes tú, jajajaja.
SANDRITA: Veo que no te perforaron las orejas de guagua, un clásico infantil de las “niñitas mujeres”. Yo no me acuerdo y lo prefiero así. Tus perlitas fueron un caso...
ALAN QUEENERO: Los costalazos son casi necesarios, si no todo sería muy aburrido. Ajá, otro que se atoró con dulces, el truco es partirlos por la mitad, te lo digo yo.
RODRIGO: Sí pues, Ale no más, si lo otro es muy largo. El tip top... a una profesora le pasó lo mismo a ti mostrándonos las partes de una flor. Ella partió al hospital y nosotras en shock. Eso seguro te dejó cicatriz.
FOLKEN: Tronco en la pierna... horror. Tu historia lidera el ranking de calamidades hasta el momento. No conozco a nadie que no haya sufrido en la bicicleta.

Alejandra dijo...

PAULA: Oye, esa caída debió haber sido grave por lo que cuentas. Menos mal que no pasó a mayores.
CRISTIAN: Seguro que a tus papás les encantaba comprar pantalones nuevos... no, esas rodilleras o “refuerzos” la llevan.
RODO: Mejor ser inquieto que tranquilo, nadie quiere niños fotos. Bienvenido cuando quieras.
DANIEL: Dedos chuecos, no se debe notar tanto.... la bicicleta, un infaltable.
YAFI YOFER: Éramos dos con la bici. Lo del perro es casi cómico, bull dog más encima. La puerta del auto, aunque suene tonto, no lo critico, porque es altamente probable que me pase algún día.
PRETORIANO: Alguien se acuerda de las tapas! Bien... ya no me siento tan outsider. El mundo de antaño era peligroso, pero a la vez ignorante. Todos éramos felices porque no teníamos idea de las cosas que ahora complican a medio mundo.

Alejandra dijo...

CHECHU: Deduzco que mamporros son caídas, y sí, tienes razón.
MIGUEL: Sería bueno que no fuese en público, pero si pasa, hay que tomarlo a broma no más, no queda de otra.
KATIUSKA: Sí es normal, al que no le sangraron las rodillas es un anormal creo yo.
MAE: Saltar sobre una puerta apolillada... mal ojo querida. Lo bueno es que se ve que no le agarraste miedo a los perros a pesar del incidente. Mal por los pescadores. Sí, saqué la cuenta, pero no es nada del otro mundo ;)
PROFEBD: Patines es un área en donde no me atreví por calamitosa. Los pelotazos veloces son cosa seria en la cara.
SEBINSKY: No sé si son bonitos recuerdos, pero igual uno se ríe. Oye, yo nunca me he operado de apendicitis, no podría ir a la Antártica y tú sí, punto a favor.

Alejandra dijo...

M: Jajajaja, la sábana en la herida, eso parecía tienda de campaña. Igual dolía andar despegando la embarrada a la mañana siguiente, si no es una es otra.
CARLOS: Qué buena palabra la de tu madre. Labio roto debe doler, nada más te digo.
ELALCARAVAN: Si al final el suelo es de los mejores amigos, hay que quererlo.
PAULO: Ahogarse en el agua es algo que temo. Sí, la sensación es para que no se repita nunca más. Jajajaja, es que tú dale con hacer pebre las rodillas a la primera oportunidad.

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

miles de cosas me han pasado...aunque l,a cicatriz que mas recuerdo es la me hice en la cabeza mientras corria con mis compañeros del kinder en eso caballos de madera...por ir ganando la carrera choque contra un tambor de algo...si yo quede mal, imaginate el caballo, se fracturo una mano y lo tuvimos que sacrificar, jajajaja..

bella tu historia, son de esas que te recuerdan a pelis nostalgicas, como Cinema paradiso, La teta en la luna, etc....

cuidate, besos y abrazos...

JUAN PABLO dijo...

Uff ahora de grande no me ha pasado nada...lo mas vergonzoso es cuando te caes en lugares publicos en el centro por ejemplo, por suerte no me ha pasado, pero si he visto a gente grande caerse, y sinceramente me da risa jaja, pero si estoy cerca los ayudo a levantarse..


saludos!!

Isoldita dijo...

*.

Yo de niña me quedé sólo con una cicatriz. Estaba jugando a la escondidas con unas vecinas y abrieron la ventana y zas! la punta del marco en mi frente!! o sea, quedé desmayada incluso! ajajaj

Pero lejos, la peor de las caídas ocurrió hace 3 años... la perla sacando la basura, absolutamente nada en el camino, iba caminando ni siquiera corriendo y paf, caí y me arrastré por el suelo! (si digo que comí polvo, es poco)

Yo creo que caí tan mal porque, cuando me he caído con niños en brazos, uno los protege y se tira de rodillas. Ok, yo olvidé que iba sólo con bolsas de basura...

Y olvídate la vergüenza, el doctor no me creía que me hubiese caído caminando!
Cuento corto terminé con licencia, lesión a la rodilla con líquido, puf... el doc me dijo "mejor di que te caíste de la escalera, sino nadie te va a creer" ajajaja
Y esas cicatrices sí me quedaron, horrorosas, aunque ahora están más pequeñas y con el sol pasan más piola...

(Oe, qué vergonzoso esto, ajaja)

Saludos Ale! Linda semana!

*.

Leonardo dijo...

despues de quebrarme una pierna, un brazo, por mi aficion incontrolable de andar en cleta rapido, practicar basket, volley y tennis y definitivamente los 8 años de arq y diseño....demasiadas sicatrices como para contar la historia de cada una de ellas...sinceramente demasiado largo...
solo puedo comentar que un doctor me hizo el mismo comentario de la arteria, mientras me cosia el dedo.
SAludos!

lo de ahogarme nunca me ha pasado...creo que debe ser por que la masa corporal me hace flotar..jajajaja (o los años de natacion..) pero confio mas en la primera

L.A. Rojas dijo...

Tengo varias heridas de guerra.
- Un punto blanco poco más arriba de la frente producto de un CLAVO que me enterré de niño jugando..Simplemente me caí y me lo enterré. Al hospital y dando gracias que no fue de mauyor profundidad.
- La otra, que con el tiempo se fue borrando en mi cara. Tras caerme encima de una estufa y hacerme su tajo, con chorros de sangre (no soporto ver sangre) que salían. Al hospital de nuevo y los puntos de rigor.
- En la pierna derecha. Cuando vivía en el el sur, en Pto Aysén. Me acercó a la estufa, me empuja una de mis hermanas y me caigo encima de ella. Una quemadura en la pierna derecha, al lado de la rodilla. Curiosa cosa, también apenas se nota ahora.
- Dentro de la boca. Así, como se lee. Jugando fútbol un cobarde codazo me llegó. Hace 2 años y literalmente, me partió la boca por dentro...5 puntos y una chorrera de sangre que me dejó conmocionado.

Y eso...por ahora, pues si contara la de cabezazos que me he pegado. No es que diga qué burto que alto que es este cuate, pero me costó tiempo calcular ciertas cosas, en especial en la bajada de las micros pre Transantiago.

Saludos

Chissock dijo...

Yo antes de "volver a andar" en bicleta, no me había caido desde como 1ro medio en el colegio... pero una vez arriba de la cleta, me he caido ya 3 veces, siendo la 2da más grave y me dejó una cicatriz horrible en un codo.

Aparte de eso, tengo otra en la rodilla (jugando a los exploradores entre los matorrales) y otra en un antebrazo (me enterré una lata de coca cola x____x). Ah, y tengo varis en la cabeza, una por enterrarme un arco de fútbol (suena raro, pero fue asi) y otra por chocar contra una estructura de cemento :P

Que horrible ahogarse (a mi me gustaban esas tapitas que parecían alusa foil), nunca me ha pasado por suerte.

 kotto dijo...

chuta no te miento creo que estoy entre de gavardo y eliseo... lleno de cicatrices recuerdo de niño de hecho el niño que describes en el post me recuerda como era yo...
tengo cicatrices en la rodilla en la frente, pa' que hablar de yeso ufff en todas las extremidades...

pero la heridas y cicatrices más dolorasas son las que provocan ustedes en nuestro corazoncito mujeres pecoras snif

Patricio dijo...

buenas, aqui haca acto de prescencia Mr. sacada de cresta.
quizá deba robarte la idea, pero tardaría demasiado en relatar solo las mas importantes, entre cletas, perros &%$* y pichangas, pero en resumen te cuento las 2 cicatrices mas grandes (excluyendo las rodillas que son 2 grandes cicatrices por si solas)
uno cuando es niño tiene la mania de correr, pero con el sol en contra es muy peligroso, pues se te pueden atravesar paredes, las cuales pueden marcarte la frente de por vida, son muy traviesas las paredes de Talcahuano, creeme.
ahi me gané mis primeros puntos (de sutura, claro)
los otros puntos me los gané arriba de la cleta, el tajo fué en mi brazo izquierdo, de 5 cm aprox, cerca del codo, si bien 5 cm no parece ser tanto, para un cabro de 5 años es su buen pedazo de brazo, o no?
ah, gracias a un yeso me saqué el servicio, pero ese es otro cuento

saludos

Juan dijo...

mmm.... tengo una en la cabeza, cuando un macetero de greda me cayó sin piedad -creo que tenía 6 o algo asi-

Y la otra caida fue con 12...´me caí en el patio, no se como puse el pie pero se me fracturé 3 dedos, que sólo fue posible corregir con cirugía (habia desplazamiento de huesos)

En buen chileno, fue una sacada de cresta con todas sus letras, JA!

Un abrazo!

Enrikín dijo...

Hola Ale:

Hace tiempo q no pasaba por aca, pero fue porque estuve en la patagonia cabalgando contra las represas, en fin.

recuerdo una espina de congrio q se me atravesó en la garganta cuando tenía unos 7 años y cuando vi la pinza de la enfermera quise llorar, pero el dolor de la espina lo impidió.

otra vez de accidente infantil fue cuando metí el dedo en una almeja abierta... jojo... mi abuelo se cagaba de la risa mietras trataba de partir al fokin bivalvo.

otra vez de llanto fue cuando un moscardón me picó un pulgar.

grandes cicatrices no tengo y pese a tener caídas feas en bici, moto, caballos, no me he quebrado ni un hueso del cuerpo, quizás tengo el sistema óseo duro.

artedesantiago dijo...

Me recuerdo de esas tapas de yogurth, y antes incluso con envases de vidrio, eran de Yely.
Recuerdo un día que de niño me enterré un clavo, fue lo más accidentado que he tenido.

G'Fax dijo...

Siempre me ha parecido que los niños son de hule y se vuelven orgánicos en la pubertad. En mi caso, mi única cicatriz notable la tengo en la cabeza. Tres puntos de sutura bajo mi cabello. Y también me destrocé los codos y las rodillas hasta acabar con las gazas, pero eso lo hicicmos todos. Sin embargo la herida más notable la llevo en el pecho: Se llamaba María.

Respecto a la bicicleta, cuando era niño practicaba cross en una pista de tierra con elevaciones. Te puedo hablar de porrazos. Es horrible estar en el aire y ver que tu bicicleta se aleja irremediablemente.

Sí, eramos de hule.

Dj Heidegger dijo...

tu mi hiciste recordar de la cicatriz invisible... según mi madre (la cual no miente por lo que no hay razón para que desconfíe de ella) cuando tenía 3 años estaba jugando con unos tarros de conserva. Los arrastraba en una bolsa por el patio cuando me tropesé con la bolsa, caí y me pegue en un ladrillo que andaba por ahí suelto en la frente... según me cuentan , sangré y llore, estuve con el ojo morado como 2 semanas y me quedo una cicatriz sobre la ceja derecha... sin embargo, tengo recuerdos desde los 7 años y desde ese tiempo que me ando buscando la cicatriz y no la encuentro.

Mikamy dijo...

Me puse Deep Purple
Shaa, andai tillible flaite xD
Yo cuando chica siempre me caía, una vez se me reventó en la mano una ampolleta caliente, fue lo más horrible que me ha pasado. Eso sí, no tengo ninguna cicatriz marcada. Mis cicatrizes son todas de picaduras de zancudo, en las piernas. Una vez me ahogué con una de esas pastillas de colores de vitamina C que venden en tiras, que engullía con fruición cuando era más chica.

Lo que sí tengo es todos los huesos de la pierna derecha malos, desde una caída que tuve de chica. Es un poquito triste, pero ya tengo dolores de abuelita, me duele la pierna cuando hay humedad y ya tengo dolores de "siático". Si a los 16 soy entero achacosa, quien me aguantará en 50 años más dios mío xD.

¡Un abrazo!

la Brexa dijo...

WOW!!! que pena lo del dulce de `piña! recuerdo que a una amiga le paso lo mismo pero con un coyak... esa weá si que fue traumante

Los cabros shicos son inquieeeetos, pa que estamos coin cosas... pero a mi me dicen que soy peor que cabra chica, así que imagínate

Nos leemos

Matias dijo...

ja ja buen tema
ese de las caidas, cicatrices
y heridas que uno se hace
cuando xico y otras cuando grande pero las de chico son como mas recordadas `pues son casi siempre inocentemente
ja ja yo tengo una cicatriz entre la entrepirna )= de niño caminando por una reja me cai y me enterre una madera )= fue bien feo pero, gracias a DIOS nada grave, solo el mal rato y los puntos
bueno ese es mi aporte (=
cidate ale que estes bien aDIOS

Carolina dijo...

yo de chica no tuve ni una caída muy grave, solo lo común de todos los cabros chicos, pero sí me quemé con yodo puro. recuerdo poco porque fue a los 3 años, afortunadamente no me quedó cicatriz alguna, las únicas que tengo son de andar en bici y en el codo una de cuando rodé por un cerro para abajo, y cuando llegué a mi casa mi mamá -of course- me pegó. Y luego dijo la clásica frase "y si lloras te pego de nuevo". gracias a dios que crecí.

besos!

eat-desserts dijo...

Al igual que tú, tengo una cicatriz en la mano y una en la rodilla. La de la mano fue un vidrio que se quebró y yo estaba del otro lado y la esquirla se me quedó enterrada en la mano. La de la rodilla, la tipica caida en bici!

Queremos aprovechar ya que tienes hartos lectores del blog para pedir ayuda en la recolección de regalos de la CAMPAÑA DE NAVIDAD DEL CLUB DE LULÚ...como siempre los regalos son para los niños de la FUNDACION PATERNITAS.
Los detalles están en nuestro blog
www.clubdelulu.cl

gracias!!!

Tenebras_ dijo...

uff tengo una cicatriz en el arco superciliar, me la hice con la puerta de la casa (choqué de frente con la puerta, que tenía unos salientes) por allá por 1985, creo que quedé inconciente, e incluso me llevaron al hospital, bueno me pusieron sutura en la ceja, aunque hay que fijarse muy bien para que me la encuentren, me tapa el pelo y la ceja. Todavía me acuerdo del olor del aceite de rosa mosqueta que me echaba mi mamá para que no me quedara cicatriz, y creo que resultó. En bici me caí una sola vez antes de ser capo, lo único que me acuerdo es cuando desperté en el living de mi mejor amigo con un pedazo de carne en la cabeza.
Cariños.

Coquelicot dijo...

Aie!

Pues yo tengo varias cicatrices en la cara y la boca chueca (piensan que fue un accidente pero en realidad así nací)...no me concibo de otra manera, las cicatrices son como trazos de Modigliani y las caídas...

un gran gran saludo. Mi primera visita pero regresaré

Alejandra dijo...

UN VICIO... Pobre caballo, y pobre tú. Los choques siempre terminan mal. No era la idea ponerse nostálgica, pero en fin.
JUAN PABLO: Es que es difícil no reírse, yo trato de mirar para otro lado, pero cuesta. Lo peor es que también se han reído de mí.
COTE: Oye, tu anécdota de la basura es muy buena... falseando las razones de la licencia por caminar... mis caídas de grande son del mismo calibre, así que somos dos avergonzadas.
LEONARDO: ¿Te quebraste una pierna? Esa es de las peores, ojalá no haya sido en verano o te cueces con yeso incluido. Sí, los doctores tienen un humor muy negro.
L.A. ROJAS: Oye, el clavo es peligroso, de inmediato ganas puntos en el ranking de lo más terrible. Caerse encima de la estufa tampoco es gracia. Oye, mala cosa juntarse contigo de pequeño, pasabas en el hospital.

Alejandra dijo...

CHISSOCK: Yo hace rato que no me subo a una bici, seguro que me pasa lo mismo que a ti. Exploradores en los matorrales, qué tierno. Explícame cómo alguien se entierra una lata de Coca Cola porque no lo entiendo.
KOTTO: Ajajajá, otro calamitoso. Tu hijo te las debe estar cobrando todas. Yaaaaaaa, menciones a relaciones sentimentales no tienen cabida en este blog por decisión arbitraria mía. En todo caso, hay pécoras y pécoros en este mundo.
PATRICIO: Roba la idea no más, se ve que tienes material. Idiotas las paredes, hay que puro eliminarlas. Tremendo tu tajo, sobre todo siendo pendex. Oye, pero lo del yeso es notable, muy bien.
JUAN: Terrible lo del macetero de greda, eso es como en las películas. Peor lo de los tres dedos. Sí, malos recuerdos.

Alejandra dijo...

ENRIKÍN: Pasándolo mal se ve... la espina de congrio también pasa a los top entre los mencionados. Aparte de que debe doler mucho... Veo que los productos del mar no son muy amigos tuyos.
ARTE DE SANTIAGO: Mientras no te haya dado tétanos por el clavo todo bien.
G’FAX: Tres puntos en la cabeza igual debió ser peligroso... las otras heridas son cuento aparte. Claro que éramos de hule, menos mal que en tiempo pasado.
DJ HEIDEGGER: Invisible, jajajaja. Hay algunas que desaparecen, y es mejor así... sobre todo con las marcas faciales.
MIKAMY: Cómo que flaite oye, más respeto con tus mayores. Primera vez que escucho que a alguien se le revienta una ampolleta, tienes el record. Otra ahogada, me siento mejor conmigo misma. Pucha, una lástima lo de tu pierna, como para no irse a vivir a una ciudad de mucho frío.

Alejandra dijo...

BREXA: Los koyak son más grandes... lo puedo imaginar, terrible. Si te dicen que eres peor que cabra chica... sálvese quien pueda, pero es mejor eso a que te digan que pareces vieja. Un abrazo niña.
MATÍAS: Otro más que se enterró una madera, eso debe doler. Es que si te queda una marca hasta el día de hoy es imposible no recordarla.
CAROLINA: Yodo puro, nunca había escuchado eso. Menos mal que no hay huellas. Sí, esa frase también me la decían a mí, era lo peor el autocontrol.
VALE: Vidrio debe sangrar... tú lo sabes mejor. Sobre esa campaña, sí, aquí queda destacado, y a ver si lo pongo en una próxima entrada.
TENEBRAS: El truco de tu mamá se ve que funcionó. Aloe vera y rosa mosqueta dicen que son anti cicatrices, para suerte tuya. “Antes de ser capo”, jajaja, buena frase.
COQUELICOT: Bienvenida entonces. Sí, las cicatrices son la historia personal de cada cual, tampoco me las borraría.

Hagasbar dijo...

jaja, hace unos 6 meses jugando soccer tuve una herida muy fea (repugnante, por su aspecto) que hizo que no tuviera que saludar con la mano a mi gente por harto tiempo, y estuve obligado como zoquete a usar un parche curita y un par de guantes. Y más encima, da la casualidad, que ayer jugando me herí la misma mano. Pero el daño fue menor.

Cuando era pendejo me zafé una vez el meñique derecho y tuve que usar una cañita que me dificultó escribir. También me zafé un brazo y tuve que usar un cabestrillo (menos mal que no me enyesaron)

Y en la playa casi me ahogo hace 9 años. ¿Será porque NO SÉ NADAR?.

Parte de mi historial de accidentes...

=)

lady C dijo...

las del cucharón cuentan?

jo!!!

mm..le llevo una buena collección en las rodillas, es que era bien juana tres cocos la verdad...buee paré que todavía, me gustan más los juegos de niños que las cosas rosaditas de niñitas.

NoLo dijo...

cuando uno chico es mas pastel y yo que era más yeta
yh torpe pasaba pegandome
na que ver

más pajaron el cabro chico
espero que estes bien saludos

Dany dijo...

se te olvido decir el porque te cortaste con esa tiza jajajaja
yo lo recuerdo muy bien :D

También se te fue las caídas en el tobogán, cuando hacíamos filita y una esperaba abajo y cuando se tiraba la otra era el feroz porrazo!!!!!!

hoy comienzan las encuesta!!!!!
preparando mi mejor rostro para que me atiendan :D

chao
nos vemos...
en la casa, no queda de otra wuajajajajajajajaja

Verónica dijo...

Las cicatrices me parecen súper interesantes y hasta atractivas, cada una involucra una historia. Yo tengo una en la cabeza, donde me colocaron 8 puntos, tenía 3 años y pretendía cortarme el pelo con una hoja de afeitar ero se me pasó la mano.

Saludos

Andrea dijo...

Cuando chica me vivía cayendo, aunque nada grave como ahogos. Mis rodillas la sufrieron...creo que lo peor fue cuando me enterré la punta de un lápiz, que entre 4 me tuvieron que sujetar e inmovilizar para sacármela. Y aunque sólo tenía 5 años, les costó bastante.

Y ni decir cuando me tiré un piquero desde el principio de unas escaleras en el colegio. Mis rodillas quedaron para la historia :-S

~ Andrea ~

Enrikín dijo...

nooo... lo q pasa es q de chico q consumimos productos del mar. lo de la espina de congrio fue mala cuea y la almeja fue de pendejo chico curioso...

por cierto, puedes leer mis aventuras en la patagonia en www.primeraplana.cl en actualidad...

salute!

Shrekxter dijo...

Uf, que manera de tener cicatrices ustedes.... jejee...

Puedo decir que también me llené de marcas... pero principalmente producto de 3 factores, arboles, bicicletas, patines...

Cuando enano, tenía mi cuartel en un palto gigante, en lo más alto... bajar apurado tenía sus consecuencias, en una de esas quedé enganchado colgando por una rama enterrada bajo la axila, si no es por eso me asoto en el suelo...

Bicicleta, la más memorable la tengo en el estómago, en forma de circulito pequeño, como el tubo del manubrio.. puede sonar anecdótico e increible, pero recuerdan los lomos de toros antiguos,,,que parecían más jorobas de camello.. bueno los usaba para saltar, tomaba vuelo con la bicicross naranja con espumas blancas y asiento rigido con hollitos, y la hacía saltar con el lomo de toro... en una luego del salto caí con la rueda delantera sobre un gato, se doblo el manubrio , se me enterró en el estomago haciendo las veces de palanca y vole para chocar contra el pavimento, conciente pero sin poder respirar por muuucho tiempo, jajaj.

Y patines, Valparaíso dos de la tarde, ya grandecito, 2 año de U, el juego era buscar un cerro, coordinar los semáforos y lanzarme para cruzar en verde todos a una velocidad impresionante. Generalmente funcionaba, con excepción de una, el porrazo... Primer semaforo, verde, segundo, verde, a lo lejos vi el tercero casi en amarilla, y definitivamente no alcanzaba a cruzar...la velocidad creanme era mucha, dio la roja, los autos comenzaron a cruzar para el otro lado y para evitar ser atropellado tuve la genial y más rebuscada idea de agarrarme de un poste para poder frenar de emergencia. Aparte de asotarme contra el poste di vueltas por el suelo.

Fue tan estúpido como haberse tirado de boca al suelo desde un segundo piso.

Pero cabe destacar la dignidad con la que imagino todos salimos adelante... Todos moreteados, sangrando, adoloridos,, pero te paras, miras a todos lados como si nadie te hubiese visto, y te vas caminando derecho..jejeje

Shrekxter dijo...

changos... me emocione..disculpa por lo largo.. jejeje

propenso dijo...

Yo de puro porfiado me enterré un fierro en la cara. Sí, suena heavy y ni yo sé como fue. Pero recuerdo q me enterre el fierro. Eso es seguro.
De todas formas no es una cicatriz tan cuatica.
saludos

Mayory dijo...

Ja,ja,ja, oye, pucha que le debes la vida a tu tía eh??...un regalito por ahí no andaría mal.
Un abrazo.

León Jessel dijo...

De niño hasta ahora siempre he sido bien tranquilo, de hecho no tengo cicatrices. Eso si, cuando me caia siempre me golpeaba las rodillas, además de estar con yeso, en la pierna izquierda, parte de enero y todo febrero por jugar fútbol..super entrete. El accidente más grabe fue una vez que fui al cerro con mi papá. Por esos lados había un árbol caido, comencé a saltar en él y me voy de cabeza raspando toda mi oreja por el tronco. Resultado mucha sangre y por un poquito más me terminan diciendo el taza jajaja.

SaluDos RocKeros...

simon cronos dijo...

hola subi el medio consierto a mi blog pasate y comenta te espero, saludos adios

Fuego & Acero dijo...

Mis rodillas guardan aun los recuerdos del pavimento al caer de una bicicleta cuando tenia 6...

Las cicatrices cuentan nuestra historia... la mayoría las tiene visibles en la piel... aunque hay otras internas, siempre más dificiles de borrar y cuyos recuerdos suelen ser aun mas dolorosos que la peor de las caídas...

saludos!

psichodelyka dijo...

hola
yo cuando chica me pegué en la cien algo asi y me kedo una cicatriz, nunca use yeso...pero me safé el pie hartas veces...
y mi hijo con su corta vida lleva dos cicatrices pero que quedaron de lo mas bien tapadas...
saludos

Ibagian dijo...

De chica sólo tengo una cicatriz en mi ceja izquierda... me caí por las escaleras mientras peleaba con mi primo.

Alejandra dijo...

HAGASBAR: La mano desafortunada que tienes... Zafarme el dedo debe doler, el dedo meñique se ve insignificante, pero hasta pegarse con un mueble te deja gritando. Está subdimensionado.
LADY C: Las rodillas más encima..., pero no te impide verte fashion. Habría que decir que las heridas que tenemos ahora tienen mucho que ver con la huincha de la chala...
NOLO: Cuando chico uno es pastel, no hay duda ni derecho a regateo.
DANY: No me acuerdo del tobogán, tú puro inventas. No puedes preparar mejor rostro porque no lo tienes, jajajaja.
VERÓNICA: Sí, a mí también me parecen interesantes, y además dan tema de conversación. Tu corte debió verse muy mal en su momento... qué miedo la Gillette.

Alejandra dijo...

ANDREA: Ay, me estoy imaginando la enterrada del lápiz... pobrecita tú. Y la escalera... los dos son accidentes catastróficos.
ENRIKÍN: Ya, gracias por el link, lo guardo para los ratos muertos. Insisto en que la espina de congrio es una tragedia.
SHREKTER: Rama+axila... dolor. Lo de la bicicleta suena mal, debió ser peor. Claro, siempre digno, o el clásico “sóbate para callado”.
PROPENSO: Es que niño porfiado casi no es niño. Suena horrible lo que te pasó, pero parece que no hay secuelas.
MAYORY: Sí.... creo que sí.
LEÓN: Yeso en verano... me da calor sólo pensarlo. El otro accidente... he oído que las orejas sangran mucho, menos mal que ahora todo anda bien.
FUEGO & ACERO: Sí, las cicatrices internas son otra cosa, cada uno las tiene, nada que hacer. Pero ese es otro cuento.
PSICHODELYKA: No sabía que tienes un niño... me recuerdas mucho a una amiga. Qué miedo se debe sentir cuando les pasa algo.
IBAGIAN: Bueno, al menos la ceja debe taparla...

Melissa dijo...

Jajajaja!

Yo cuando chica no había día que no tuviera las rodillas heridas con las tremendas costras y se salía una y me caía de nuevo.

Aunque mi peor caída fue de grande, el 2002, andando en bicicleta en el cerro de la U. Fue horrible y eso sí que me dejó cicatrices.

Saludos!

titicandia dijo...

Despues de leerte y de leer algunos post...a mi pocazo me pasó, creo que siempre fui una niña tranquila, una que otra caida en patines o bicicleta pero nada serio....ahora mi hermano era imán pa desgracias ¡¡tiene puntos en partes inimaginables!!! jajajajaja si yo contará.....jajajaja
Cariños,
Titi

Daslav dijo...

yo igual he tenido mis grands caida, en el colegio me cai de menton y me pusieron puntos hahah tengo la cicatriz hahaa, me saque la cresta en moto , me colocaron puntos cerca del ojo aag..uno como niño disfruta como loco , no se piensa en las consecuencias fisicas de las locuras hahahaha

Sergio Mardones L. dijo...

Gracias atrasadas, Ale, por la visita. El renacuajo gusano de poca monta se puso muy contento.
La chica perfeccionista que se esconde en ti me lo agradecerá: penúltimo párrafo: lo bueno es QUE después se recuperaron.
Chao.

markin dijo...

En infancia, pese a los cuidados que nos den, aprendemos las cosas con "dolor". Por nada no existía esa cruel manera antigua de enseñar con dolor. Frases escolares como: LA LETRA, ENTRA CON SANGRE.

Por suerte, todo eso pasó.

Cicatrices en los pies, hummm envidio a quien pueda lucirlas. El Basquet y el Fútbol :( , incluso el Voley con mis caidas en canchas de cemento no lizas.

La más memorable: jugaba a saltar las gradas, competía quién lo hacía de más lejos... grada 15, grada 16, grada 17... salto, mal cálculo y caida. Resultado un cicatriz de casi un cm en mi frente, por suerte en la zona de cabello. Si me quedo calvo se notaría.

Galardones de niñez.

chau,.

Luli dijo...

Por favor necesito tu voz en mi blog y también la de todos tus Amigos.

Gracias

José Nova dijo...

Yo tengo una cicatriz en una rodilla de los primeros días de andar en bicicleta. Claro que era camino de ripio, así que imaginarás el porrazo.

Recuerdo las tapitas de los yogures. Como eran más duras, las podías usar de cuchara cuando ameritaba la situación, y así no había que pasar el dedo.

A lo mejor Soprole se enteró de tu caso, y empezaron a hacer las tapas no tan duras para que nadie más sufriera lo que sufriste tu xD!

Saludos.

La Hormiguita Cantora dijo...

uh yo le debo cuanta cicatriz tengo en codos, rodillas, pera y demases a la bmx (o "bicicross") q me regalo el viejito pascuero tipin 6 años. por supuesto no podia andar con tranquilidad asi q me iba a tirar de un cerrito con los amigos q vivian en la calle.

asi q de cicatrices, ni me hables! xD saludos y buen "finde"

10am dijo...

Jajajaja, la típica (a propósito, que cargante ese comercial de Head... en fin.)cicatriz imborrable. Yo tengo una que me hizo un perro de un amigo, cuando era más pequeño que ahora. Le estaba haciendo cariño, pero parece... PARECE, que un día me desconoció y casi me arranca la mano, me clavó sus colmillos en la muñeca. Recuerdo que la herida era tan profunda que cuando la sangre coaguló podía ver cosas que sólo un cirujano podía ver.

Saludos Ale.

Alejandra dijo...

MELISSA: Las costras eran terribles, algo que no se podía ver sin tocar. Qué miedo tu caída en el cerro.
TITICANDIA: Sí, te imagino como una niña haciendo trabajos con las manos y recortando, así era difícil que te pasaran accidentes...
DASLAV: Que te pongan puntos es porque la cosa pasó a mayores. No, uno cuando niño qué va a andar pensando en desgracias, es antinatural.
LAMORDES: Qué bueno que se alegró ElMonito, falta que le hace con el tío tan huraño que tiene. Y no, yo no soy tan perfeccionista...

Alejandra dijo...

MARKIN: Ese dicho de la letra con sangre tiene harto de razón, si a fin de cuentas las cosas bonitas no enseñan mucho. Graves tus caídas.
JOSÉ: Mala que haya sido ripio, parece que la lleva aprender bicicleta en el pasto, duelen menos los porrazos. Qué bueno que recuerdas las tapitas, eran muy gruesas, quien sabe, a lo mejor Soprole me debe una.
HORMIGUITA: Pero niña, ir a tirarse a un cerrito era tragedia segura…
10AM: Te pegó la feroz desconocida el can, si te he visto no me acuerdo… Sí, con mi herida también pude ver “más allá de lo evidente”, y no es agradable.

Marta Salazar dijo...

queremos las caídas de ahora de grande!

sí!!!

si las cuentas, te prometo que cuento de las tres veces que me han maldecido la gitanas y una vez que una me escupió, ja ja! Es verdad!

tengo una cicatriz en el brazo, cuando tendría, no sé, 10, 11, 12 ó 13 ó más, no sé bien, me mordío mi perro! es su recuerdo.... ja ja

Un abrazo Ale, tu artículo, tan bueno como siempre!

Sole dijo...

buu porrazos de infancia... MILES...
Tengo dos recuerdos en mis flacuchentas `piernas de mis patines jeje... OUCH...

Cariños Ale

rosezna dijo...

hola alejandra

te pasaste para ser popular!!
yo también tengo cicatriz de bicicleta, enorme en la pierna.
tembién en la espalda con una lata, dicen que me caí encima de un palo y me rompió el paladar (cai con la boca abierta), con mi hermana nos caimos con la puerta de un refigerador por colgarnos, etc eetc etc

saludos
rosi

To dijo...

Mmmmm... Esas tapas que servian de cuchara????

Mi primera cicatriz... tiene nombre: pupo. jajaj

De ahi, en mi niñez, la posta fue mi segunda casa. Cuatro cicatrices en la cabeza, dos en cada rodilla, una arriba de una ceja, ahora conte 7 en las dos manos, etc.

Las costras??? lo mejor...

Alejandra dijo...

MARTA: Marta, mi peor caída ahora de grande tiene que ver con un vestidos y zapatos de taco… nunca más. Como no tengo práctica, pisé mal y me caí delante de mucha gente. Ya no uso tacos. Pero que te haya maldecido y escupido una gitana supera cualquier historia.
SOLE: Pero eras una niña en patines… yo siempre quise serlo, encuentro que se veían geniales.
ROSEZNA: Caerse con la puerta del refrigerador es lo más freak que he escuchado, jajaja.
TO: No sé si servían de cuchara, supongo que en caso de emergencia sí. Mmm, veo que eras una fatalidad, pobres los nervios de tu mamá.

Carlos dijo...

...seeeh, el labio roto duele jajaja.

El Analista dijo...

Yo tuve, tengo y tendré un especial magnetismo por los accidentes, a veces pienso que es un milagro que sobreviva.